Una cabaña en medio del bosque guatemalteco. «Aquí es donde dormirán , espero les guste…» Nos decía Panchete mientras nosotros no podíamos esconder la sonrisa de nuestros rostros. La suerte nos sonreía de nuevo. Gracias a Aquiles nuestro couchsurfing de Chetumal habíamos...