Top

¡Y se hizo la luz! Poco a poco todo en la camperización de la combi que desde ahora es nuestra nueva casa, ha ido tomando forma. Partimos desde cero, con una lámina casi destruida, un motor que andaba a milagro y con una idea muy vaga de como queríamos armar nuestro hogar, pero de algo si estábamos seguros era que queríamos paneles solares.

Así, al paso de los meses cada una de las personas que fue participando en el proceso ha ido dejando sin pensarlo una huella que va a viajar con nosotros hasta Alaska.

De la mano a la creación de los muebles tuvimos que armar la idea de ¿donde vamos a poner todo el sistema de los paneles solares? por eso nos decidimos a instalarlos de inmediato. Habíamos leído mucho sobre esta energía autónoma y al pensar detenidamente en los parques nacionales que tenemos planeado visitar, la cantidad de pilas de cámara que íbamos a necesitar cargar, las computadoras, el ventilador para el verano, las luces Led para alumbrarnos durante la noche y el si fin de otras cosas que ya no nos percatamos que se manejan con electricidad pero que son parte de nuestra vida, confirmamos el plan de viaje para llevar con nosotros nuestra propia electricidad.

Es por eso que a partir de esta idea nos pusimos a investigar sobre una buena opción, económica y con un buen sistema de recolección de energía para poder tener electricidad en medio de la nada por lo menos 3 días. En internet existen muchas formas muy económicas, una muy nombrada es conectar un inversor a la batería, nosotros ya habíamos intentado esta forma en el vochito, pero fue una mala idea por todo lo que sufrió la batería y al final termino dejándola inservible después de algunos meses de uso.

Así fue como llegamos con nuestros amigos de REPSA hablamos sobre todos los pro que unos paneles solares iban a traer a nuestro viaje, de igual forma sabíamos que en algún punto de Alaska la luz solar no iba a ser suficiente, es por eso que nos plantearon un sistema con 2 paneles de 160 watts cada uno, lo que nos pareció la mejor opción para el gran recorrido que estamos por iniciar.

¿Que son los paneles solares? 

Los paneles solares son dispositivos que captan y aprovechan la luz solar para convertirla en corriente eléctrica. Están formados por celdas solares o fotovoltáicas, están hechos de elementos y compuestos que tienen la cualidad de ser semiconductores para que conduzcan la energía eléctrica.

¿Como funcionan unos paneles solares?

Aunque toda esta explicación resulta ser bastante confusa para quienes no tenemos tanto conocimiento de electricidad, podríamos decir en términos simples que las partículas de luz entran en contacto con la capa de la celda, esta la absorbe hasta el interior de la estructura. Es a partir de aquí cuando los fotones y electrones comienzan un proceso de captación y liberación hasta que los electrones comienzan a fluir por los circuitos metálicos y son dirigidos a las baterías, que son las que almacenaran la energía para que se use en los momentos que necesitemos.

¿Que utilizamos para instalar los paneles?

  • BATERÍAS: 2 Baterías marinas marca GONHER . Las baterías sirven para almacenar toda la energía que los paneles vayan generando, este modelo GONHER cuenta con 105 amperes/hora lo que permite una autonomía 3 a 4 días sin ningún problema.

  • CABLE FOTOVOLTAICO: Este es un cable especial rojo y negro para positivo y negativo. Este cable esta diseñado  para alimentar circuitos de baja tensión en instalaciones de energía solar fotovoltaica, además tiene resistencia a la intemperie.

  • PANELES SOLARES: Los paneles fotovoltaicos que elegimos fueron 2 de 160 watts. Elegimos colocar dos paneles ya que México al estar cerca del Ecuador recibe mayor cantidad de luz solar durante el día, pero mientras más al norte subamos la luz va a ser menos y el tener dos paneles favorecerá a una mayor captación de energía durante los días de viaje.

  • CONTROLADOR DE CARGA:  Este sistema regula la corriente que este generando el panel para que llegue a las baterías marinas de Gonher.

  • INVERSOR:  El inversor es la fuente de carga desde donde todos nuestros aparatos eléctricos estarán cargándose. CENTRO DE CARGA: La caja que funcionara como centro de carga, almacena todos todos los controles para proteger que el circuito no se sobrecargue, si llegara a haber algún problema, este se apagaría automáticamente para evitar un corto circuito.

  • Además de estos componentes indispensables, será necesario tener los rieles de montaje, las tapas de los rieles, los conectores MC4 y los clamps que serán los sostendrán los paneles fotovoltaicos.

¿Como instalar los paneles en una combi?

Para la instalación de los paneles fue necesario que nuestros amigos de REPSA group nos acompañaran durante todo el día para que ellos con su experiencia pudieran hacer la instalación, en orden básico primero nuestro amigo Benedek hizo una estructura al interior de la combi, el techo como es de fibra de vidrio necesitaba tener un refuerzo para que con el peso de los paneles no hubiera rupturas.

El segundo paso fue adaptar los rieles al tamaño del techo ya que no queríamos que hicieran un hoyo sobre la fibra de vidrio, por lo que los paneles quedaron sobre unos rieles sujetos por tornillos y soldadura líquida. Después se colocaron encima los paneles y los clamps ayudaron a sujetarlos.

Las conexiones las hicimos atravesando la fibra de vidrio para meter el cable fotovoltaico y dirigiéndolo hacia nuestro centro de carga.  Los cables se conectaron al controlador de carga y de ahí mismo salieron los cables hacia el inversor.

Para las baterías marinas marca Gonher hicimos una base de acero para que estuvieran en una posición más fija y se coloco del lado izquierdo a un lado del motor. Los cables fotovoltaicos salieron del centro de carga hasta las baterías para que estas puedan almacenar toda la energía.

Con el sistema ya conectado y los paneles encendidos, comenzó la carga solar y al día de hoy hemos podido prender una pequeña trituradora, computadoras, cargar pilas de celular y de cámara sin ningún problema.

Ventajas de usar los paneles solares

Son ecológicos y haremos de nuestra ruta un viaje sustentable.
Son económicos ya que por una instalación tendremos luz durante los 14 meses de viaje que tendremos.
 La durabilidad de los paneles que instalamos es de 20 años.
 Lograremos una independencia en el viaje para poder llevar nuestra rutina normal sin tener que hospedarnos en un hotel o pagar por energía eléctrica.
Es importante aclarar que aunque se puede hacer de forma independiente, siempre es mejor tener la ayuda de expertos que tengan conocimiento del sistema y que además te brinden la ayuda necesaria para determinar que es lo mejor para ti de acuerdo a lo que necesitas. Gracias a nuestros amigos de REPSA por toda la información, instalación y soporte técnico que nos han venido dando.
Además una cosa esencial es tener en cuenta el tipo de batería que almacenara la energía ya que las baterías de arranque no son las ideales para este sistemas fotovoltaicos. Lo mejor es elegir unas baterías marinas o de ciclo profundo de 12 volts que normalmente andan entre los 80 y 160 amperes, idealmente estas baterías deben de tener la capacidad de almacenar la energía durante 5 días incluso cuando este nublado, nuestra recomendación es que usen las baterías de GONHER para tener el mejor rendimiento y los mayores beneficios de la inversión.

Somos Cyn y Gus. Fotógrafos y viajeros, los últimos cuatro años los dedicamos a recorrer América Latino de norte a sur y de regreso. Disfruta nuestro blog con los mejores consejos, guías de viaje y motivación para vivir viajando.

Escribir un Comentario